16 mar. 2010

Luz Viudes, Doula


Hoy he hablado con...
La Doula Luz Viudes

Este mes hace 30 años que nació esta maravillosa mujer, la cual tengo el placer de conocer y apreciar muchísimo.
Nos conocimos en el instituto y la "conexión", al menos por mi parte, fue inmediata.
Ella marchó a otras tierras, a Cadiz concretamente. Y aunque seguimos por un tiempo en contacto por correo ordinario y con alguna visita fugaz, es verdad que dejamos de contactarnos por mucho tiempo. Estas cosas que suelen pasar...
A finales del Octubre del 2008 vino por aquí, por mi tierra. Y aunque no nos vimos, yo sí estuve con sus hermanos y sus padres (Saludos, ¡guapetones!) y me dieron el teléfono y el e-mail de ella.
Pasaron un par de meses hasta que me senté a escribirle el e-mail en donde le contaba mi deseo de ser madre. No pasaron apenas unas horas cuando el telefono sonó.
Era Luz, muy contenta y entusiasmada que entre risas me contaba que "casualmente" ella se dedicaba a acompañar a las mujeres en el embarazo, parto y post-parto, ella, tan Doula desde siempre, había recibido el título.
Estuvimos hablando mucho, volvimos a hablar cuando mi muñeca empezó a crecer dentro de mí, volvimos a hablar en los inicios de la lactancia... Podría decir que es mi Doula en la distancia (¡¡¡pero te siento tan cerca, bonita!!!).
Su e-mail de trabajo es doulatarifa@gmail.com, para quien quiera disponer de su compañía y sabiduría.
Para acabar con esta historia os diré que espero verla prontoooo, jejejejeje.
Aquí os dejo con la entrevista. Vais a ver qué maravilla de persona, qué encanto de mujer... qué honor le hace a su nombre...
¡Felicidades Lucecita!

Ser doula implica una gran empatía y mucha sensibilidad ¿Cuándo te diste cuenta que querías dedicarte a esto?

Pues la verdad es que desde muy pequeña me apasionaba el mundo de la maternidad, daba de mamar a todas mis muñecas y era una "mami" en todos mis juegos, siempre embarazada con cojines en la barriga. Con frecuencia había cerca alguna embarazada y me encantaba ayudar con los bebés, hice mucho de "canguro" entre los 11 y los 19. Más tarde, un día pensé, que por qué no me podía dedicar a lo que más me gustaba! La idea de estudiar enfermería para ser comadrona (en España no hay escuela exclusivamente para comadronas) me agobiaba mucho, ya que implica muchísimas prácticas en hospitales haciendo de todo, y mi concepto de salud es muy diferente al de la medicina convencional. Así que, buscando buscando, encontré el concepto "Doula", nuevo para mi, y me encantó. Me dí cuenta de que se trabajaba una parte muy importante y que además me llenaba mucho más, las emociones. Busqué formación y la que más completa me pareció en aquel momento (2006) fue la que ofrecían Mares Doules en Barcelona.

- Tenemos claro, a nivel técnico, qué es ser doula. Pero, ¿Tiene algún significado especial para tí?

Uff, tiene muchos, voy a intentar resumir un poco... Estar presente en el comienzo de una nueva vida es un gran regalo, y más cuando ese comienzo es de forma amorosa, respetuosa y en un entorno tranquilo y cálido. Personalmente, tras cada nacimiento tengo una nueva inyección de vida, de energía y amor. Y también creo que es una forma importante de colaborar en la mejora de la humanidad. Creo firmemente que si cambiamos la forma de nacer, podemos cambiar el mundo. Los seres humanos serían mucho más amorosos y respetuosos si a la llegada a este mundo se les tratara como merecen. Este trabajo (si se puede llamar así) es un privilegio y me hace sentir muy viva. Entiendo la labor de la Doula como el apoyo para redescubrir la capacidad que todas tenemos de ser madres, nuestro instinto, y vivir una experiéncia vital maravillosa.

- Suponemos que conocerás cada vez a más madres y, sin duda, a más bebés. ¿Hay alguna historia en especial que te haya marcado?

Pues si, hay muchas historias, unas más divertidas, otras menos, pero todas para recordar! Sin duda, el que más me marcó fue el primer parto en casa en el que participé como "doula en prácticas", ahí me di cuenta de por qué había elegido este camino. Es pura mágia y amor! Y ya que cada mujer es única y cada familia es diferente, la variedad de vivencias es un estímulo para seguir aprendiendo. Una Doula no deja nunca de aprender, es también un camino personal, ya que al trabajar con emociones y momentos tan íntimos, hay que trabajar primero lo de uno mismo.

- Mucha gente no conoce vuestra labor, ni siquiera han oído hablar de vosotras ¿Qué crees que hace falta para que se os reconozca y se extienda vuestro papel en la sociedad? ¿Por donde hay que empezar a cambiar?

Buena pregunta. Esto quizá no le guste a algunas mujeres, pero creo que somos nosotras las que tenemos que hacernos responsables de nuestros cuerpos, del proceso de la maternidad y ocuparnos de informarnos bien y elegir desde el conocimiento. En general sólo cuenta la opinión de un médico, o un ginecólogo, cuando tal vez, otro profesional pueda tener otro punto de vista, más conveniente tal vez. También debe ser una labor de todos, tanto del personal sanitario como profesores o educadores. En definitiva, la información está ahí para quien la quiera, pero si no nos han enseñado a buscar o a tener la inquietud de saber qué pasa, entonces no podemos llegar a ella. Creo que habría que llegar a un equilibrio entre los "avances" médicos y la recuperación del instinto y la confianza en la sabiduría del cuerpo femenino; y en esta parte importante entramos las Doulas. Queda muchísimo trabajo por hacer, pero es cierto que empiezan a cambiar las cosas en este país y eso me llena de alegría! Ya somos un gran número de Doulas en España y estamos intentando organizarnos mejor para que se reconozca la labor de forma oficial, como en otros países de Europa y del mundo.

Os doy las gracias por crear un espacio tan interesante donde poder compartir información. Estoy encantada de poder colaborar!!

Gracias Lorena!

Gracias a tí, cariño.

3 personas:

concha on 17 de marzo de 2010, 10:28 dijo...

Realmente es una gozada que mujeres tan jóvenes tengan ya esta conciencia. Hacen falta muchas como ella, aunque por fortuna cada vez son más.
¡Sería un placer conocerte, Luz!

Anónimo dijo...

Para mí es un gran honor que la vida me permitiera invitar a Luz a venir. Que soy su padre, vamos.
Su evolución profesional como doula me parece importantísima, porque ya decían los antiguos que "lo que bien empieza bien acaba", así que si nacemos bien, viviremos bien y acabaremos bien.
Gracias Lorena, y un abrazo, gracias Luz, gracias Concha.
Jaime Viudes

Anónimo dijo...

Para acabar con esta historia os diré que espero verla prontoooo, jejejejeje.

ay, madre! ya vas a por el hermanit@ para Maia?
BIkOs

Publicar un comentario

 

Categorías

Seguidores

Para pensar...

Copyright © 2009 Blogger Template Designed by Bie Blogger Template Vector by DaPino